image

Beneficios de la bicicleta

Es la mejor decisión para ti y tu futuro

Desempolvar la bicicleta que tienes en el trastero o invertir en comprarte una aporta beneficios no solo para tu salud, si no que también su uso es una decisión maravillosa por varios aspectos globales y económicos. Esperamos que cuando acabes de leer los motivos por los que te recomendamos el uso de la bicicleta, ¡salgas a pedalear ipso facto!

Agilidad. En cuanto a lo que a movilidad se refiere, con la bicicleta te supondrá menos tiempo llegar a tu destino. Si no deseas caminar y decides usar el coche, encontrarás que sobre todo en ciudad, sufrirás la congestión del tránsito urbano. Con la bicicleta, tanto si en tu ciudad hay carril bici como si no lo hay, transitar es más ágil que si te decantas por un vehículo a motor.

Dormirás mejor. Usando la bicicleta dormirás mejor porque hacer este tipo de ejercicio al aire libre te permite tener un contacto directo con la luz del día que te ayudará a sincronizar tu ritmo cardíaco. Además, el uso de la bicicleta, ya sea en modo de paseo, desplazamiento o de alta intensidad, libera de tu cuerpo cantidades de cortisol, la hormona del estrés. Todos estos aspectos derivan en un sueño profundo y reparador.

Acción por el planeta. Usar la bicicleta en lugar de un vehículo contaminante es un acto de amor y cuidado hacia el planeta. La bicicleta no contamina, no emite gases de efecto invernadero, no genera ruido, no consume energía y ocupa poco espacio. Usar este medio de transporte es un gran acto a favor de la conservación de nuestro hogar.

Mejorarás tu piel. Con el movimiento de tu cuerpo al pedalear, aumentarás la circulación del oxígeno y los nutrientes, eliminando toxinas. Evitarás así la piel de naranja y la flacidez. Por si fuera poco, con el movimiento tu cuerpo optimiza la producción de colágeno, ideal para reducir la aparición de las arrugas, entre otras bondades.

Un plan perfecto. Tanto si se practica en solitario como si se hace en pareja, con amigos o con toda la familia, salir con la bicicleta es un plan maravilloso para disfrutar al aire libre, movilizarse, descubrir lugares y compartirlo con las personas que amas.

Moverás tus intestinos. Cada vez que pedaleas movilizas la cadera que, a su vez, activa la musculatura del vientre y estimulando la contracción de los músculos intestinales. Este hecho hará que evites la hinchazón abdominal y prevengas el estreñimiento.

Estimula a los demás. Muchas personas dejaron de usar la bicicleta en la adolescencia y siendo adultos les cuesta volver a montarse en ella por diversos motivos, desde la vergüenza hasta la creencia de que serán incapaces de usarla de forma continuada. Quien usa la bicicleta, estará estimulando a los demás, desarrollando un input positivo a su alrededor. Además, dentro del núcleo familiar, los padres y madres que usan la bicicleta como medio de transporte influyen a sus hijos de forma positiva a que se muevan y normalicen el uso de la bicicleta.

Sistema inmunitario activo. Usar la bicicleta de forma habitual hace que tus células inmunitarias estén más activas. Si te preguntas qué son estas células, debes saber que cumplen una función primordial: ayudar a tu cuerpo a combatir infecciones y otras enfermedades.

Ahorro. Piensa en todo el dinero que gastas en gasolina para desplazarte hasta tu trabajo, por ejemplo. O lo que inviertes en bonos en el transporte público. Si las distancias que recorres no son muy grandes, el uso de la bicicleta te hará ahorrar todo ese dinero que desembolsas a diario, repercutiendo no solo en tu bolsillo, sino también en tu salud. Cambiar el chip respecto a este tema es un acierto por partida doble.

Corazón más sano. Practicar ciclismo de forma regular, usar la bicicleta como medio de transporte o para dar un paseo de forma frecuente o a diario, puede llegar a reducir el riesgo a sufrir enfermedades cardíacas hasta un 50%. Es una buena forma de tener un corazón más fuerte y sano.

Perder peso o mantenerlo. Para perder peso, súbete en la bicicleta y con solo una hora puedes llegar a quemar alrededor de 600 calorías. Está demostrado que el consumo de oxígeno después del ejercicio ayuda a quemar las reservas de grasa. Usando la bicicleta te liberas de las reservas de grasa y tu cuerpo seguirá quemando, aún en reposo. Si no necesitas perder grasa y estás en tu peso, te ayudará a mantenerlo.

Fortalece tus lumbares. Mantener la postura correcta sobre la bicicleta, es decir, ligeramente inclinada hacia delante, cogiendo el manillar, con la espalda recta y manteniendo el abdomen fuerte, fortalece los músculos de la zona lumbar. Es una manera de ejercitar esta parte del cuerpo que tanto se resiente en el día a día. Con este ejercicio postural, mejora la resistencia y disminuye la posibilidad de sufrir problemas de hernia o lumbares.

Tonifica las piernas. Cuando usas la bicicleta estás usando de forma activa los glúteos, los cuádriceps y los isquiotibiales. Como resultado, estarás trabajando todos los músculos de las piernas, fortaleciendo y tonificando. Unas piernas más fuertes, son funcionales en el día a día ya que se usan en todas las acciones del día. Además, de verlas y sentirlas más fuertes, te las verás más bonitas.

Prevención en las rodillas. Usar la bicicleta a diario es una práctica de bajo impacto para tu cuerpo que tus rodillas agradecerán. Al pedalear estás ejercitando la musculatura que actúa como sujeción de la rodilla, zona que tanto se castiga con los años y que provoca problemas de salud. Es un gran ejercicio para reforzar, fortalecer y prevenir.

Publicaciones recientes

image

Capacidad pulmonar tras dejar el tabaco

image

¿Cuáles son los mejores deportes para quemar grasa?

image

Dieta quemagrasa

image

Deporte durante el embarazo

image

Ejercicios que alivian el dolor menstrual

image

Los mejores ejercicios para practicar en pareja

image

Fortalece tu relación con el deporte en pareja