image

Beneficios del baile

Bailar lo asociamos a diversión y sí, es una práctica muy divertida pero a su vez tiene numerosos beneficios para nuestra salud.

 

Es una herramienta muy eficaz para cuidarnos a nivel integral y conectar con nuestro cuerpo, mientras lo pasamos en grande con la música que más nos gusta. Sigue leyendo, porque encontrarás más razones para que te acabes de enamorar de la danza.

 

  • PIERDE PESO

Bailar es una actividad aeróbica, y como tal, hace que quemes calorías. Al estar en constante movimiento, tu cuerpo hace un gran gasto calórico para llevar a cabo la actividad. Cuanto más rápido sea el ritmo, más aumentará tu ritmo cardíaco y más grasa quemarás. El gasto dependerá de tu metabolismo, el tipo de baile que escojas y el tiempo que le dediques.

Sin duda, bailar es una de las disciplinas más recomendadas por los profesionales cuando una persona necesita perder peso porque, al ser tan lúdico y dinámico, no caes en la monotonía. Por esta razón en especial, el baile se aconseja para principiantes y para los que les aburre el gimnasio.

 

  • CORAZÓN FUERTE

Por alguna razón, cardiólogos y especialistas médicos recomiendan bailar a pacientes que sufren de algún problema de corazón, y es que es muy beneficioso si padeces alguna enfermedad. Cuando bailamos nuestro ritmo cardíaco aumenta y esto hace que mejore la capacidad pulmonar. De este modo fortalecemos el corazón, activamos la circulación y mejoramos la respiración.

 

  • CEREBRO MÁS SANO

Es frecuente que en centros para mayores, niños o personas con patologías mentales, se use la música y el baile para trabajar la memoria, la concentración y la agudeza mental. Bailar revierte la pérdida de volumen de la zona del hipocampo, que juega un papel primordial en la memoria.

Cuando bailas, debes aprender una coreografía, realizar varias acciones al mismo tiempo y memorizar para repetirla al completo. Este trabajo es muy favorable para el cerebro. Además, la música estimula varias partes de nuestro cerebro, previniendo la demencia senil.

 

  • CONTROL DEL COLESTEROL

El ejercicio aeróbico reduce los niveles de colesterol LDL y aumenta los niveles del colesterol HDL. Por esto, bailar unido a una buena alimentación baja en grasas saturadas, es perfecto para reducir el colesterol malo en sangre o mantener unos niveles óptimos y reducir la presión arterial. Además, mejora la tolerancia de los hidratos de carbono, regulando los niveles de glucosa, así como los lípidos. En definitiva, nuestro organismo agradecerá que te decidas por el baile.

 

  • CUIDADO DE LOS HUESOS

Los movimientos que realizamos cuando bailamos fortalecen los huesos, previniendo la pérdida de la masa ósea. Tonifica los huesos sin realizar demasiado impacto a las articulaciones como sucede con otros deportes de impacto. Por lo tanto, practicar de forma regular algún tipo de baile es favorable para la prevención de osteoporosis.

 

  • ESTRÉS A RAYA

Bailar no solo es divertido, también es relajante para el sistema nervioso. Es un buen ejercicio para trabajar la confianza con tu cuerpo y la actitud frente al mundo, potenciando la seguridad personal. Cuando bailamos descargamos mucha energía y es una liberación del estrés acumulado. Además, con el movimiento liberamos endorfinas que nos proporcionan ese bienestar que nuestro cuerpo y mente tanto necesitan.

Puedes bailar en solitario, pero normalmente, cuando haces esta actividad es en grupo y esto suma puntos a la hora de liberarte del estrés. La razón es que socializas y, cuando hablas con tus compañeros y compañeras, evitas el aislamiento y te ríes. En definitiva, estarás aliviando tensiones y estarás dejando de lado la ansiedad y la depresión.

 

  • MÁS ENERGÍA, FLEXIBILIDAD Y MEJOR POSTURA

Con el baile estarás mejorando tu rendimiento físico, aumentando tus niveles de energía y estirando todo tu cuerpo, evitando así dolencias musculares y lesiones. Con el movimiento reiterado, trabajas la flexibilidad global y la fuerza, explorando tu cuerpo y llevándolo a generar los pasos con fluidez.

Para poder realizar una coreografía debes repetir los pasos hasta aprenderla al completo y poderla realizar, por lo tanto, trabajas la resistencia con esta acción. El trabajo frecuente que haces cuando bailas, te obliga a mantener unas posturas armoniosas y marcadas que corrigen las malas posturas que adoptamos en la rutina diaria.

Publicaciones recientes

image

Beneficios del deporte tras el cáncer de mama

image

Actividades deportivas extraescolares recomendadas por edades

image

Obesidad infantil

image

Deportes veraniegos

image

Consejos para practicar deporte en verano

image

Deportes acuáticos más divertidos que todos pueden practicar

image

Trail running

image

Hábitos para una espalda sana

image

Senderismo: rutas top por toda España

image

Capacidad pulmonar tras dejar el tabaco

image

Beneficios de la bicicleta

image

¿Cuáles son los mejores deportes para quemar grasa?

image

Dieta quemagrasa

image

Deporte durante el embarazo

image

Ejercicios que alivian el dolor menstrual

image

Los mejores ejercicios para practicar en pareja

image

Fortalece tu relación con el deporte en pareja