image

Consejos para practicar deporte en verano

Como sabes, cada época del año tiene sus características climáticas.

 

Para practicar deporte en cada una de las estaciones de forma segura, debes conocer qué medidas tomar para poder llevar a cabo tu entrenamiento sin sustos.

La deshidratación es uno de los problemas más frecuentes. Durante el verano seguro que has visto a deportistas correr a pleno sol a las tres de la tarde. Esta práctica no está recomendada, a excepción de atletas de élite porque detrás tienen un asesoramiento completo y están en vigilancia por sus técnicos.

Al realizar deporte a las horas en las que el sol está en su esplendor, el riesgo de deshidratación se multiplica por tres además de las quemaduras en la piel que puede ocasionar. La falsa creencia de que, a mayor temperatura quemas más grasa, es un error. Las altas temperaturas de las horas de más calor del día hacen que el rendimiento y el beneficio sea mínimo.

Algunos síntomas de la deshidratación son los calambres, que son espasmos musculares que causan dolor en los músculos que estamos ejercitando. También puedes sentir que se acelera el ritmo cardíaco, tienes fiebre, la piel caliente y sudor, síntomas del agotamiento.

La deshidratación también puede derivar en sentir un golpe de calor, que es el momento en el que el cuerpo tiene un shock térmico debido a las altas temperaturas, por lo que diversos órganos pueden dejar de funcionar. En un golpe de calor, si la persona no recibe el tratamiento adecuado a tiempo puede incluso causar la muerte debido a un fallo multiorgánico.

Para evitar que algo tan saludable como el deporte nos pase factura por malas decisiones, es necesario tomar en cuenta ciertos consejos que te explicamos a continuación.

 

  • HIDRATACIÓN

Cuando hablamos de hidratación no solo nos referimos a beber líquidos cuando tenemos sed, sino que consiste en hidratarnos de manera regular durante todo el día para mantener unos buenos niveles de líquidos en el organismo. Como en verano la pérdida de agua es mayor, debemos proporcionarle al organismo más líquidos de lo que lo hacemos, por ejemplo, en invierno.

Nuestro consejo es que siempre tengas un botella de agua a mano para ir bebiendo cada cierto rato. Otra opción es añadirle al agua sales minerales si vas a practicar alguna actividad física para reponer antes esos minerales que pierdes al ejercitarte.

 

  • ESCOGE EL MOMENTO ADECUADO

Evita el entrenamiento durante los picos de altas temperaturas en el día. Estas horas comprenden desde las 12h hasta las 16h. Por todas las razones que te explicamos anteriormente, lo más recomendable es hacer deporte durante el atardecer y el amanecer o a horas tempranas del día.  Son horas en las que el calor disminuye y el riesgo también.

Si no te queda más remedio que entrenar en las horas punta, busca alguna opción para hacerlo en un interior para evitar correr un riesgo innecesario.

 

  • INDUMENTARIA

En invierno no llevarías solo una camiseta fina si sales a correr al exterior, ¿verdad? Lo mismo ocurre en la época estival. Parece que muchas personas se lo toman más a la ligera durante el verano y cualquier cosa sirve, pero nada más lejos de la realidad. Dependiendo de nuestra indumentaria, el riesgo y el rendimiento serán distintos.

Nuestra recomendación es que en verano siempre vistas ropa técnica que transpire y evite la acumulación de sudor al practicar deporte. Si esto ocurre, no se acumulará el sudor en la prenda, evitando así sentir frío y empeorar nuestra práctica. Prendas cortas además de un calzado idóneo al deporte que practiques, también transpirable para que el pie no nos sude.

 

  • PROTECCIÓN FRENTE AL SOL

La crema solar será tu aliada ya que tu piel está al descubierto y debes protegerla para que no sufra quemaduras y otras dolencias. Debe ser de un factor alto, adecuado para tu tipo de piel y que proteja de las radiaciones solares. Existen muchos tipos de cremas de protección solar, te recomendamos que preguntes en tu farmacia de confianza cuál es la que necesitas, siempre teniendo en cuenta que la crema, sea cual sea, debe ser resistente al sudor.

Otra forma de protegerte del sol es cubrirte la cabeza con una gorra, gorro o pañuelo. Proteger la cabeza es importante porque evita la deshidratación, dolores de cabeza y mareos. Esta prenda también aconsejamos que sea técnica y que transpire, que te permita la movilidad sin que te cause molestia y que te tape en la medida de lo posible la cara.

Las gafas de sol las usamos durante el verano pero le solemos dar un uso más estético que de protección. Al realizar deporte también es vital el uso de las gafas de sol y, si es posible, polarizadas. Nos protegerán de las radiaciones solares y nos garantizarán poder ver bien durante toda la práctica.

 

  • ALIMENTACIÓN

Por último, y no menos importante, la alimentación condiciona el rendimiento y la disponibilidad de energía en la actividad que realices. Es mejor consumir comidas que no sean complicadas de digerir, decantándose por alimentos limpios, ricos en líquidos y bajos en grasas y azúcares.

Los vegetales, las frutas como la sandía y el melón, cereales como la quinoa o proteínas como el huevo cocido, son las mejores opciones, dejando de lado carnes grasas y procesados.

 

Si conseguimos unas digestiones ligeras nos sentiremos mejor, más hidratados y disfrutaremos más de nuestro entreno.

Publicaciones recientes

image

Obesidad infantil

image

Deportes veraniegos

image

Deportes acuáticos más divertidos que todos pueden practicar

image

Trail running

image

Hábitos para una espalda sana

image

Senderismo: rutas top por toda España

image

Capacidad pulmonar tras dejar el tabaco

image

Beneficios de la bicicleta

image

¿Cuáles son los mejores deportes para quemar grasa?

image

Dieta quemagrasa

image

Deporte durante el embarazo

image

Ejercicios que alivian el dolor menstrual

image

Los mejores ejercicios para practicar en pareja

image

Fortalece tu relación con el deporte en pareja